jueves, 26 de junio de 2014

Invitación Culto Misionero de Mitad de Año 2014

Invitación Culto Misionero de Mitad de Año 

Versalles Cali - Obra Misionera - 5 Jul 2014  


viernes, 4 de abril de 2014

¿QUÉ ES LA CUARESMA?




¡Según la historia 4.000 años antes del nacimiento de Cristo ya se observaba la Cuaresma! Todavía estaba siendo observado durante el tiempo de Jesús y en los días de los Apóstoles. ¡Aún, Cristo no lo instituyó y Él nunca lo observó! Los Apóstoles y la iglesia primitiva apostólica nunca lo observaron. ¿Cuándo, dónde y quién comenzó la práctica de la cuaresma?

La temporada de la Cuaresma es un período de abstinencia de 40 días, empezando con el Miércoles de Ceniza. La palabra Cuaresma viene de una antigua palabra inglesa “Lenten” que significa la primavera. La celebración de la Cuaresma originalmente estaba asociada con la primavera. ¡Pero, hoy en día se celebra en el invierno! ¿Por qué? ¿Dónde se originó y cuando fue cambiada la celebración de la primavera al invierno?

Si volvamos a la historia cercas del cierre del segundo siglo cien años después de la muerte del último de los apóstoles. He aquí lo que escribe Ireneo al Obispo de Roma tocante a la Cuaresma en ese entonces: "Porqué la controversia no es solamente en relación con el día (había una controversia sobre la fecha de la celebración del Domingo de Resurrección) sino también en la concerniente al asunto del ayuno (el ayuno de la temporada de Cuaresma). Porqué algunos piensan que ellos deberían ayunar un día, otros dos o más y algunos cuarenta," informa Ireneo, Obispo de Lyon, Francia. "Y esta diversidad en su observancia" continúa Ireneo, “no se ha originado en nuestro tiempo, sino mucho antes, desde nuestros ancestros. Es muy probable que ellos no se apegaran estrictamente a la exactitud y en consecuencia establecieron una costumbre para su posteridad según su fantasía privada" (No un mandamiento Apostólico o de Cristo). [Historia de la Iglesia por Eusebio, Libro 5, capítulo 24]

La Cuaresma se introdujo a la Iglesia por costumbre, mediante fantasía privada. Las iglesias observan la Cuaresma, no porque la Biblia lo manda, sino porque los cristianos profesantes adoptaron la costumbre de sus vecinos paganos. "Mientras que la perfección de la iglesia primitiva (la Iglesia Primitiva Apostólica) permaneció inviolada," escribió Casiano, el obispo católico del siglo V, "no hubo observancia de Cuaresma, pero cuando los hombres empezaron a descender del fervor Apostólico de la devoción, entonces los sacerdotes en general convinieron en retirarlos de los cuidados seculares mediante una convocación canónica de ayuno..." [Antigüedades de la Iglesia Cristiana, Libro 21, capítulo 1]. El ayuno, o abstinencia de ciertas comidas, fue impuesto después de los días de los Apóstoles, por algunos sacerdotes. La Cuaresma no es de origen Apostólico. ¡No se originó con Cristo! Se introdujo a la cristiandad del mundo romano en el segundo siglo junto con el Domingo de Resurrección. Pero, ¿cuándo se originó el Domingo de Resurrección?

He aquí lo que Sócrates Scholasticus escribió en su Historia Eclesiástica, no mucho después que el Emperador Constantino subió al poder en el siglo IV de la era cristiana: "Así pues, ni los apóstoles, ni los Evangelios, han impuesto en ninguna parte...Pero en virtud de que los hombres aman los festivales porque les permiten cesar de sus trabajos; cada individuo en todo lugar, según su propio placer, ha celebrado por costumbre popular (el Domingo de Resurrección)...El Salvador y sus apóstoles mediante ninguna ley nos han mandado observar la fiesta...tal como muchas otras costumbres han sido establecidas en varias localidades según la usanza, de la misma manera la fiesta del Domingo de Resurrección vino a ser observada en cada lugar según las peculiaridades individuales de los pueblos ya que ninguno de los Apóstoles legisló sobre el asunto. Y los hechos mismos indican que la observancia se originó no por legislación, sino como una costumbre” [capítulo 22]. El Domingo de Resurrección se originó como una costumbre de la gente y también la Cuaresma. La Cuaresma es meramente la introducción del Domingo de Resurrección y éste es la culminación de la Cuaresma.

¿De qué lugar provino la celebración de la cuaresma para luego propagarse por toda la cristiandad de profesión en el mundo Romano? He aquí lo que registra la Enciclopedia Católica: "En todo caso, ciertamente se desprende de las cartas sobre los, festivales escritas por San Atanasio que en el año 331 [él] ordenó a su rebaño un período de cuarenta días de ayuno preliminar a la Semana Santa, y segundo, que en el año 339después de haber viajado a Roma y sobre una gran extensión de Europa, [él] escribió en términos muy enérgicos para urgir esta observancia [de la Cuaresma] sobre la gente bajo su jurisdicción." Atanasio estaba influenciado por las costumbres Romanas. Fue en Roma donde el Domingo de Resurrección y también la Cuaresma entraron a la Iglesia Cristiana. Ireneo escribió que la Cuaresma y la Pascua de Resurrección fueron introducidas durante la época del Obispo Sixto de Roma. Este Obispo no permitió a sus sucesores observar las prácticas de los Apóstoles sino que en su lugar introdujo la costumbre de la Cuaresma y la Pascua de Resurrección. ¿De dónde obtuvieron los Obispos de Roma la costumbre de la Cuaresma?

En la Iglesia Romana, la Cuaresma siempre era llamada “tessarakoste” en griego, o “quadragesima”, en latín. Estas dos palabras significan "cuenta cuarenta”. La Cuaresma, aunque algunas veces se celebra por solamente uno o dos días, o por varias semanas, siempre era llamada la celebración de cuarenta días. ¿Por qué? ¿Por qué un período de abstinencia había llevado tal nombre, si no fue hasta principios del siglo VIII después de Cristo que finalmente el número de cuarenta días fue fijado en toda la Iglesia? La respuesta es muy obvia,  la abstinencia entre los paganos era llamada "cuenta cuarenta" porque esa era la duración de su festival de primavera. Recuerde, que la palabra "Lenten" significa la primavera. El historiador Wilkinson en su libro Antigüedades Egipcias, Capítulo III, p. 181, escribió que los paganos observaban "ayunos, muchos de los cuales duraban de siete a cuarenta y dos días, y algunas veces períodos todavía más largos".

La duración del ayuno trazada hasta la antigua Babilonia hace 4,000 años, era de "cuarenta días de ayuno en la primavera del año" [Del libro Nínive y Babilonia, por Layard, capítulo 4, página 93]. Por esa razón llevó el nombre de "cuarenta días" o Cuaresma. Cada nación gradualmente cambió la duración de la celebración, pero todas ellas retuvieron el nombre. Los cristianos apostatas meramente adoptaron las costumbres de sus respectivos países, por eso ellos quedaron divididos en cuanto a la duración de la festividad desde el principio. Las iglesias del mundo occidental lucharon durante casi ocho siglos para imponer un período total de cuarenta días de abstinencia como había sido la costumbre original en Babel. La cristiandad hoy en día se ha vuelto a las costumbres paganas de Babel en lugar de seguir los mandamientos de Dios expuestos en la Biblia.

El Nuevo Testamento no manda ni menciona la celebración de la Cuaresma en ninguno de sus pasajes. Pero en cambio, el Antiguo Testamento sí la menciona. La Cuaresma, parece haber sido el preámbulo indispensable para el gran festival anual en conmemoración de la muerte y resurrección de Tamuz, el Mesías babilónico pagano. Los meses lunares babilonios de Junio y Julio fueron nombrados en honor del falso Mesías de Babilonia. Durante los cuarenta días que precedían a la fiesta de Tamuz (regularmente celebrada en Junio), los paganos celebraban su temporada de Cuaresma.

El profeta Ezequiel describe esto vívidamente. "Me dijo después [Él Señor], Vuélvete aún, verás abominaciones mayores...” Note que Dios llama a lo que Ezequiel está a punto de ver, abominaciones. ¿Qué ve el profeta? "...Y he aquí sentadas endechando a Tamuz” (Ezequiel 8:13-14). Ellas lloraban por Tamuz el falso mesías de los paganos. Esas endechas precedían a los festivales paganos en honor de la supuesta resurrección de Tamuz. El ayuno y las endechas se combinaban por un periodo de cuarenta días antes del festival en honor de Tamuz. El ayuno y las endechas y semi-ayuno caían durante la primavera. Por eso es que otro de los significados de esta fiesta es "primavera". La Cuaresma es una continuación de la costumbre pagana de abstenerse de ciertas comidas antes de la celebración de una resurrección supuesta de una deidad babilonia pagana. Dios llama a la Cuaresma una abominación. Por eso Cristo y la Iglesia Primitiva Apostólica jamás la observaron. Pablo prohibió a los cristianos observar estos "tiempos" paganos o temporadas (Gálatas 4:10).

Seguramente la gente hoy en día es sincera, pero también lo eran los paganos. Pero, ¿qué tiene de malo que el Domingo de Resurrección y la Cuaresma sean viejos festivales paganos? ¿No está bien que los observemos en honor de Cristo? Este es el modo humano de razonar. Pero permitamos que Dios conteste estos interrogantes. Dios habló a Moisés para advertirle al pueblo que no siguiera estas costumbres de los paganos. He aquí las palabras de Dios. "Guárdate...no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. No harás así al eterno tu Dios; porque toda cosa abominable que el Eterno aborrece, hicieron ellos a sus dioses..." (Deut. 12:30-31).

He aquí lo que Dios dice, no importa qué pensemos nosotros, lo que importa es la opinión de Dios. Él llama abominaciones a estas costumbres de la Cuaresma y Domingo de Resurrección porque ellos conmemoran ideas falsas. La penitencia de la cuaresma  es una forma de tristeza mundana sobre las cosas que hiere la conciencia de uno. Pero, la conciencia no es la guía suficiente para bien o mal. La penitencia de la cuaresma es una falsificación del arrepentimiento genuino del pecado. No es, pues de asombrar que los apóstoles jamás hubieran enseñado a la Iglesia la observancia de estas costumbres paganas. No es de extrañar que Jeremías se inspiró para escribir: "No aprendáis las costumbres de los paganos...porque las prácticas de los pueblos son vanidad" (Jeremías 10:2-3).

Note que la Cuaresma precede inmediatamente a la celebración del Domingo de Resurrección, supuestamente la de Cristo. Pero Cristo no resucitó en un domingo. El Nuevo Testamento, en ninguno de sus pasajes, nos manda observar la resurrección de Cristo. Lo que se nos manda observar es la conmemoración de su muerte. La Iglesia Primitiva Apostólica observó ese conmemorativo, pero jamás celebró el Domingo de Resurrección ni la Cuaresma. Dios nunca mandó la celebración de ese Domingo en honor de la resurrección. Todo ello es en honor del falso mesías, Tamuz.

El Domingo de Resurrección y la Cuaresma celebran la resurrección del Cristo falso. Pablo advirtió sobre la propagación de esta costumbre: "Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado..." (II Cor. 11:4). Y eso es exactamente lo que ha sucedido. La Cuaresma celebra a otro Jesús, al mesías falso de Babilonia. La celebración de un festival en domingo, para honrar la resurrección, viene directamente del paganismo. Los paganos celebraban la resurrección de Tamuz, inmediatamente después de la Cuaresma. Este festival se propagó entre el mundo que profesaba ser cristiano después de la muerte de los apóstoles.

 Note que inmediatamente después de la observancia de la Cuaresma, el profeta Ezequiel ve que la gente celebra un culto matutino de resurrección. "Y me dijo: ¿No ves...? [El ayuno de la Cuaresma]. Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que estas. [¿Qué ve el profeta? ¡Hombres postrándose hacia el oriente, y adorando al sol! Servicios matutinos de Domingo de Resurrección, la culminación de los cuarenta días de la Cuaresma] (Ezequiel 8:15-16).

Copiado de http://www.pastormartinvasquez.blogspot.com/2014/03/que-es-la-cuaresma.html

Comentario aquí:




lunes, 31 de marzo de 2014

Feliz aniversario mi amor. De Edgar para Nhora

Son 18 años maravillosos que hemos pasado mi amor lindo.
Te dedico este Video en muestra de mia gran amor por tí:

Comentario aqui:

Historia del Pueblo Judío - Video Animado


El Pueblo Judío:

Muchos pueblos han sabido destacarse a lo largo de la historia, pero la mayoría de ellos por más fuertes y poderosos que fueran más tarde o más temprano terminaron desapareciendo.


Favor hacer comentarios abajo:

jueves, 27 de marzo de 2014

INFORME MISIONERO DE CABO VERDE DIC - FEB 2014

ARCHIPIÉLAGO DE CABO VERDE
ÁFRICA

Informe Misionero Dic/2013 a Feb/ 2014

Un saludo cristiano al Hno Fernando López presidente de la Iglesia, al hno Álvaro Torres Director de Misiones Extranjeras y demás miembros del Honorable Consistorio de ancianos, a todos los santos del altísimo que en cualquier lugar invocan el Nombre del Señor Jesús. Pastores y compañeros de misiones en el mundo, la paz de Dios guarde vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 Hermanos hemos terminado un año y comenzado uno nuevo con victorias que el Señor nos ha dado. En este periodo fue un tiempo de sembrar la palabra de casa por casa y en campañas evangelísticas en diferentes lugares. Pudimos ver la mano del señor con nosotros, en estos meses es tiempo de frio, pero eso no impidió que las personas salieran a los lugares donde estábamos realizando las campañas al aire libre. y se entregaban al Señor.

Terminamos con una campaña en la Iglesia y fue de gran bendición, las personas llegaron y se entregaban al Señor, entre ellas una señora que toda su vida estaba en el espiritismo, ella testifica que durante toda su vida en secciones de espiritismo, invocando espíritus, nunca sintió algo como lo que  experimentó cuando llegó a la campaña en la iglesia, fue maravilloso verla llorando y entregando su vida al Señor Jesús.

Leer completo y ampliado




jueves, 30 de enero de 2014

Comentario a un artículo de una web

Encontré este texto en un artículo de esta web:
"En un momento concreto de la historia, el gran Dios creador “que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver” (1ª Timoteo 6:16), decidió revelarse a los hombres mediante su Hijo. Éste tomó un cuerpo de hombre y habitó en medio de los hombres, por eso ya no podemos ignorar cómo es Dios."
Este es el comentario que coloqué allí:
Esta es la revelación más maravillosa que hombre alguno puede recibir de parte de Dios. Sabemos que Dios es Espíritu (Juan 4:24), y es Santo (Isa 57:15), ese Espíritu invisible habita en luz inaccesible (1Ti 6:16 ), por lo tanto nadie lo ha podido ver jamás. Y de tal manera amó ese Dios Espíritu al hombre (Juan 3:16) que se manifestó en carne haciendo uso de su infinito poder (1 Tim. 3:16) tomando forma de siervo hecho semejante a los hombres, y estando en la condición de hombre se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz. (Flp 2:8 ).
Estando en forma de hombre fue llamado el Hijo de Dios (Luc 1:32) y también el hijo del hombre, (Mat 8:20) por cuanto el padre también participó de carne y sangre como nosotros (Heb 2:14 ).
Con esta revelación queda afirmada la doctrina o la enseñanza de que Dios es único (1Ti 1:17) e indivisible e incomparable (Isa 40:18). Él en su infinita misericordia y en su poder glorioso, él mismo personal e individualmente vino a este mundo y se hizo semejante a cualquier hombre y llevó a cabo la obra redentora en la cruz del calvario, dando su vida por todo los pecadores.
Por todo lo anterior, queda en evidencia que no existe en Dios ninguna trinidad de personas divinas; sino que ese Dios único se ha manifestado al hombre a través del tiempo en diversas maneras (Heb 1:1) para dar a conocer sus propósitos y su gracia para con el hombre.
Ese único Dios en los días de su carne manifestó el nombre que es sobre todo nombre Jesucristo (Jua 17:6) (Flp 2:9).
Es en el nombre de Jesucristo en que todos nuestros pecados son perdonados en el bautismo en agua (Hch 2:38). Es en el nombre de Jesucristo en que muchas señales son hechas por el poder en su nombre (Mar 16:17-18). En pocas palabras, todos los que creemos en su nombre lo hacemos sea de palabra o de hecho, todo lo hacemos en el nombre de Jesús. (Col 3:17).
Resumiendo:
1. Dios es Espíritu, esa es su naturaleza.
2. Ese Espíritu de Dios es santo invisible todopoderoso e indivisible.
3. El Dios invisible por amor a los hombres, se hizo visible manifestándose en carne como un ser humano.
4. Estando en carne manifestó su nombre que es sobre todo nombre para nuestra salvación: Jesús.
5. En ese único nombre es que somos perdonados de nuestros pecados y alcanzamos nuestra salvación.
Muy respetuosa y amorosamente ánimo el autor de este artículo ya todos aquellos que lean este comentario para que acepten esta gran verdad y decidan ya definitivamente ser salvos mediante el bautismo por inmersión en agua invocando el nombre de Jesús, cómo le dijera Ananías a Saulo de Tarso: "Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre." Hch 22:16

viernes, 15 de junio de 2012

Trovas Cristianas


Videos tu.tv
ESCRIBE TUS COMENTARIOS:

lunes, 30 de abril de 2012

24 ABRIL 2012 - INAUGURACION DE NUEVA SEDE DE IPUC VERSALLES

La Nueva sede tomada en alquiler para la sede de la Obra misionera de la Iglesia Pentecostal Unida en el barrio Versalles de la ciudad de Cali fue inaugurada el pasado 24 de abril de 2012. Tuvimos la compañia de los siguientes pastores: Hno. Ezequiel Otálvaro (Pastor de la Iglesia del Troncal), hno. Henry Arango (Supervisor del distrito 5), hno. Hernando Cabezas (Presidente distrital de evangelismo y misiones), hno. Kaleb Mosquera (Pastor en barrio Bellavista), Alvaro Torres (pastor en Cedritos) y el pastor de Iglesia Pentecostal en Nigeria Antony Ukom


Ing. EDGAR CAMACHO R.
Misionero IPUC - Cali
Calle 24N # 5C-43, Versalles, Cali
Tel. (2) 3975022
Ce. 311 237 9041
E-mail: ipucversalles@hotmail.com
Web: www.obramisioneracalicolombia.es.tl



domingo, 29 de abril de 2012

19 de abril del 2012 BAUTISMO ANGELO GARCÍA Y YOLANDA ÁLVAREZ


El jueves 19 de abril del 2012 fueron bautizados en el nombre de Jesús para el perdón de pecados Ángelo García y Yolanda Álvarez en la IPUC Obra misionera de la ciudad de Cali, barrio Versalles.
Rogamos las oraciones por esta familia


Ing. EDGAR CAMACHO R.
Misionero IPUC - Cali
Calle 24N # 5C-43, Versalles, Cali
Tel. (2) 3975022
Ce. 311 237 9041
E-mail: ipucversalles@hotmail.com
Web: www.obramisioneracalicolombia.es.tl



25 de Marzo de 2012 BAUTISMO DE HNA. MARTHA LILIANA CAMACHO

La HNA. MARTHA LILIANA CAMACHO fué bautizada en el nombre de Jesús el domingo 25 de Marzo de 2012, en la sede de la Obra Misionera de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, del barrio Versalles de la ciudad de Cali.


Ing. EDGAR CAMACHO R.
Misionero IPUC - Cali
Calle 24N # 5C-43, Versalles, Cali
Tel. (2) 3975022
Ce. 311 237 9041
E-mail: ipucversalles@hotmail.com
Web: www.obramisioneracalicolombia.es.tl


20 de marzo de 2012 Bautismo del hno. Diego A. Fernandez


El martes 20 de marzo de 2012, fue bautizado el hno Diego Alberto Fernandez Lara en el nombre de Jesús para el perdón de sus pecados.
Sede de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, barrio Versalles, Cali. Obra misionera Nacional.



Ing. EDGAR CAMACHO R.
Misionero IPUC - Cali
Calle 24N # 5C-43, Versalles, Cali
Tel. (2) 3975022
Ce. 311 237 9041
E-mail: ipucversalles@hotmail.com
Web: www.obramisioneracalicolombia.es.tl


20 de marzo de 2012 Bautismo de Juan Carlos Camacho Ramírez


El martes 20 de marzo de 2012, fue bautizado Juan Carlos Camacho Ramírez en el nombre de Jesús para el perdón de sus pecados.
Sede de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, barrio Versalles, Cali. Obra misionera Nacional.


Ing. EDGAR CAMACHO R.
Misionero IPUC - Cali
Calle 24N # 5C-43, Versalles, Cali
Tel. (2) 3975022
Ce. 311 237 9041
E-mail: ipucversalles@hotmail.com
Web: www.obramisioneracalicolombia.es.tl



19 de Marzo de 2012 Bautismo de Krizthian Kambindo


El lunes 19 de Marzo de 2012 fué bautizado en agua en el nombre de Jesús el joven Krizthian Leonardo Kambindo.
Muchas Felicitaciones
Obra Misionera de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, barrio Versalles de la ciudad de Cali.


Ing. EDGAR CAMACHO R.
Misionero IPUC - Cali
Calle 24N # 5C-43, Versalles, Cali
Tel. (2) 3975022
Ce. 311 237 9041
E-mail: ipucversalles@hotmail.com
Web: www.obramisioneracalicolombia.es.tl



26 Feb 2012 - BAUTISMO HNO. MARIO ZAPATA


El 26 de febrero del presente año 2012 realizamos el bautismo en agua en el nombre de Jesús para el perdón de pecados de nuestro hermano Mario de Jesús Zapata. 
Oficio realizado en la Obra misionera de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia del barrio Versalles de la ciudad de Cali, Valle.
Oremos mucho a favor de nuestro hermano quien comienza una nueva vida en Cristo.

Ing. EDGAR CAMACHO R.
Misionero IPUC - Cali
Calle 24N # 5C-43, Versalles, Cali
Tel. (2) 3975022
Ce. 311 237 9041
E-mail: ipucversalles@hotmail.com
Web: www.obramisioneracalicolombia.es.tl


martes, 21 de diciembre de 2010

martes, 2 de noviembre de 2010

video

24/10/2010 - BAUTISMO DEL DOCTOR JAIME DE JESUS GOMEZ HERNANDEZ

En la Obra misionera de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia en la ciudad de Cali, barrio Versalles, en esta fecha del 24 de Octubre de 2010 se llevó a cabo el bautismo de nuestro hermano Jaime de Jesús Gómez Hernandez.
Nos regocijamos con nuestro nuevo hermano y le deseamos muchas bendiciones de parte de nuestro Señor Jesús y una nueva Vida llena de triunfos y victorias. Oremos a favor de su familia, esposa hijos y familiares, para que tambien lleguen a esta instancia de ser bautizados en el nombre de Jesús.

Atentamente,
EDGAR CAMACHO RINCON
Misionero Nacional de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia
Barrio Versalles, Cali
Cel 3112379041
Tel (2) 6814183
Email: ipucversalles@hotmail.com


video

31/10/2010 BAUTISMO DE RUBIELA SANCHEZ AVILA


Calle 23N # 5BN-57 barrio Versalles, Cali. Obra Misionera de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia - Misionero, Edgar Camacho R.

Poderoso culto evangelístico. En la sede de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, barrio Versalles, Obra misionera, en la que realizamos el bautismo en el nombre de Jesús para el perdón de sus pecados de la hermana RUBIELA SÁNCHEZ ÁVILA. Contamos también con la Visita de los hermanos de la Iglesia en el barrio Pízamos de esta ciudad de Cali, con el pastor, el hermano Fabio Barreto.

Atentamente,
EDGAR CAMACHO RINCON
Misionero Nacional de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia
Barrio Versalles, Cali
Cel 3112379041
Tel (2) 6814183
Email: ipucversalles@hotmail.com

martes, 22 de junio de 2010


Una cuestión de tiempos
JUNIO 22
Y ella tenía una hermana que se llamaba María, que sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Pero Marta se preocupaba con todos los preparativos. Lucas 10.39–40 (LBLA)
Nuestro estudio de este pasaje sería poco productivo si nos concentráramos en el valor relativo de las actividades de las dos hermanas. El Señor no quiso exaltar la pasividad por encima del activismo. De hecho, cualquiera de las dos actividades puede ser perjudicial si es llevada a un extremo.
Por un lado tenemos el peligro de la persona inquieta. Es la persona que no puede detenerse, que necesita siempre estar haciendo algo. En muchos casos esta es una persona que tiene ciertas carencias afectivas. Esconden su dolor o inseguridad en un estilo de vida que no deja lugar para los tiempos de recogimiento, intimidad o reflexión. Es difícil tener que convivir con ellos porque su permanente movimiento no los deja dedicarse a otras realidades de la vida que no se cultivan por medio de trabajos y proyectos. El ministerio es especialmente atractivo para ellos, porque les provee de un medio para ganarse el afecto y la aprobación que tanto necesitan. Un pastor con quien hablé me contó, haciendo alusión a su entrega «incondicional» al Señor, que no había tomado vacaciones ni descansos en siete años. Es una postura común entre esta clase de personalidades.
Por otro lado, no obstante, tenemos a la persona que carece de todo interés en cualquier tipo de actividad. Su vida está gobernada por la ley del menor esfuerzo y siempre busca la manera de conseguir beneficios sin hacer demasiado a cambio. Esta clase de persona, cuando está dentro del cuerpo de Cristo, espiritualiza su vagancia explicando que Dios lo ha llamado a cosas «mayores». Es la clase de persona que tiene visiones, recibe palabras y profecías y siempre está lista para disertar sobre la Palabra. Nunca está, sin embargo, a la hora de arremangarse para trabajar en algún proyecto que implica esfuerzo y sacrificio. También de estos hay en abundancia dentro de la casa de Dios.
De modo que podemos afirmar que tanto el activismo excesivo como el ocio desmedido son altamente perjudiciales para la vida de aquellos que desean caminar fielmente con Cristo.
¿Cuál es la lección que Cristo quiso enseñarle a Marta en este incidente absolutamente cotidiano, común a la vida de cada uno de nosotros? No estaba condenando la actividad de Marta, que de por sí era buena, sino el hecho de que estaba abocada a una actividad loable en el momento incorrecto. He aquí la diferencia entre la persona madura y la inmadura. La inmadura se dedica a destiempo a las cosas que otros hacen en el momento correcto. Hay un tiempo indicado para el trabajo y el esfuerzo. Quien se dedica al descanso, la instrucción y la reflexión, cuando es tiempo de trabajo, hace lo incorrecto. De la misma manera, quien se dedica al trabajo cuando es tiempo para el descanso, la instrucción y la reflexión, también hace lo incorrecto.

Oración:

Señor, enséñame a discernir los tiempos para estas dos actividades, para dedicarme de todo corazón a cada una de ellas en el momento oportuno.


Shaw, Christopher: Alza Tus Ojos. San Joseì, Costa Rica, Centroameìrica : Desarrollo Cristiano Internacional, 2005, S. 22 de junio

martes, 20 de abril de 2010

Cortesía del hno. Elvis Gutiérrez

MATRIMONIO
Cuando llegué a casa esa noche mientras mi esposa servía la cena, la tome de la mano y le dije: tengo algo que decirte. Solo se sentó a comer en silencio. Yo podía observar el dolor en sus ojos.

De pronto ya no sabía cómo abrir mi boca. Pero tenía que decirle lo que pensaba. Quiero el divorcio......le dije lo más suave que pude.
Mis palabras parecieron no molestarle. Al contrario, muy tranquilamente me preguntó, ¿por que?
Evite su pregunta con mi silencio, esto le hizo enfurecer. Tiro los utensilios y me gritó, ¡no pareces hombre! Esa noche, ya no hablamos más. Ella lloraba en silencio. Yo sabía que quería saber que le había pasado a nuestro matrimonio. Pero yo no hubiera podido darle una respuesta satisfactoria. Mi corazón ahora le pertenecía a Eloísa. Ya no la amaba, solo me daba lástima!

Con un gran sentido de culpa, redacte un acuerdo de divorcio en el que le daba nuestra casa, nuestro auto y un 30% de las acciones de mi empresa.
Después de leerlo ella lo rompió en pedazos. La mujer que había estado diez años de su vida conmigo ahora era una extraña. Me sentí mal por todo ese tiempo y energía que desperdició conmigo. Todo eso que yo nunca le podría reponer. Pero ahora ya no había marcha atrás, yo amaba a Eloísa. Por fin mi esposa soltó el llanto frente a mí, eso era lo que yo esperaba desde el principio. Verla llorar me tranquilizaba un poco, ya que la idea del divorcio que me preocupaba tanto ahora era más clara que nunca.
El siguiente día, llegue a casa muy tarde y ella estaba en la mesa escribiendo algo. Yo no había cenado, había pasado un día muy intenso con Eloísa y tenía más sueño que hambre y mejor me retiré a dormir.
Desperté en la madrugada, ella todavía estaba escribiendo. La verdad no me importo y solo me acomode de nuevo en cama y seguí durmiendo.
En la mañana me presentó sus condiciones para aceptar divorciarse: No quería nada de mí, pero necesitaba un mes antes de firmar el divorcio, me pidió que en ese mes tratáramos de vivir una vida lo más normal posible. Sus razones eran simples: nuestro hijo tenía unos exámenes muy importantes en este mes y no lo quería mortificar con la noticia del matrimonio frustrado de sus padres.
Esto era algo en lo que yo también estaba de acuerdo. Pero había mas, me pidió que me acordara como la cargué el día de nuestra boda.
Quería que cada día de este mes, la cargara de nuestro cuarto hasta la puerta de la casa....... pensé que se estaba volviendo loca. Pero decidí aceptar este raro requisito con tal de que este mes pasara sin más peleas o malos momentos.
Le platique a Eloísa de las condiciones que puso mi esposa......se río bastante y pensó que era muy absurdo. Dijo en tono burlón: no importa los trucos que se invente, tiene que aceptar la realidad que se van a divorciar.

Desde que le expresé mis intenciones de divorcio mi esposa y yo no teníamos ningún contacto intimo. El primer día que la cargue se me hizo un poco difícil. Nuestro hijo nos vio y aplaudió de felicidad al vernos y dijo, papa me da gusto que quieras mucho a mi mama. Sus palabras me causaron un poco de dolor. Desde nuestra habitación hasta la puerta de enfrente caminé como diez metros con ella en mis brazos. Ella cerró sus ojos y me dijo al oído que no le dijera al niño del divorcio. Me sentí muy incomodo, la bajé y ella caminó a tomar el autobús para ir a trabajar. Yo manejé solo a mi trabajo.
El segundo día fue un poco más fácil. Ella se recargo ligeramente en mi pecho. Podía oler la fragancia de su blusa. Me di cuenta que desde hace tiempo no le había puesto mucha atención a esta mujer. Me di cuenta que ya no era tan joven, había un poco de arrugas en su cara, su pelo ya mostraba canas. Ese era el precio de nuestro matrimonio. Por un minuto me pregunte que si yo era el responsable de esto.
A el cuarto día, cuando la cargue. Sentí que regresaba un poco de intimidad. Esta era la mujer que me había dado diez años de su vida.
El quinto y sexto día, me di cuenta que el sentimiento crecía otra vez. No le platique nada de esto a Eloísa. Conforme los días pasaban se me hacia mas fácil cargarla. Quizás el ejercicio de hacerlo me estaba haciendo más fuerte.
Una mañana la vi que estaba buscando un vestido para ponerse, pero no encontraba nada que le quedaba. Solo suspiro y dijo, todos mis vestidos me quedan grandes. Es ahí donde me dí cuenta que por eso se me hacía muy fácil cargarla. Estaba perdiendo mucho peso, estaba muy pero muy delgada.
De repente entendí la razón......estaba sumergida en tanto dolor y amargura en su corazón. Inconscientemente le toqué la frente.
Nuestro hijo entró en ese momento y dijo, Papá es tiempo que cargues a mama. El ver a su papa cargar a su mama todos los días se le había hecho costumbre. Mi esposa le dio un fuerte abrazo. Yo mejor mire hacia otro lado por temor a que esta conmovedora imagen me hiciera cambiar de planes. Entonces la cargué, y empecé a caminar hacia la puerta, su mano acaricio mi cuello, y yo la apreté fuerte con mis brazos, justo como el día que nos casamos. Pero su estado físico me causo tristeza. En el último día, cuando la cargue sentí que no me podía ni mover. Nuestro hijo ya se había ido a la escuela. La abrasé fuerte y le dije, nunca me di cuenta que a nuestra vida le hacía falta algo así.
Me fui a trabajar.....salte fuera de mi auto sin poner llave a la puerta. Temía que cualquier momento podría cambiar de opinión....subí las escaleras, Eloísa abrió la puerta y le dije, Lo siento mucho pero ya no me voy a divorciar.
No podía creer lo que le estaba diciendo, hasta me toco la frente y me pregunto si tenía fiebre. Quite su mano de mi frente y le dije de nuevo. Lo siento Eloísa, ya no me voy a divorciar. Mi matrimonio era muy aburrido porque ni ella ni yo supimos apreciar los pequeños detalles de nuestras vidas, no porque ya no nos amaramos. Ahora me doy cuenta que cuando nos casamos y la cargué por primera vez esa responsabilidad es mía hasta que la muerte nos separe.
Eloísa en este momento salió del shock y me dio una fuerte bofetada, y llorando cerró su puerta. Corriendo baje las escaleras y me fui de ahí.
Pare en una florería, ordene un bonito ramo para mi esposa. La chica me preguntó qué le ponía a la tarjeta. Sonreí y escribí, " siempre te llevare en mis brazos hasta que la muerte nos separe"
Esa noche cuando llegue a casa, con las flores en mis manos y una sonrisa en mi cara, subí a nuestro cuarto........solo para encontrar a mi esposa en su cama.....Muerta

Los pequeños detalles es lo que de verdad importa en una relación. No la mansión, el carro, propiedades o dinero en el banco. Estos crean un falso sentido de felicidad que no lo es todo. Mejor encuentra tiempo para ser el amig@ de tu esposo o esposa, y tómense todo el tiempo necesario con esos pequeños detalles que hacen la diferencia.
Que tengas un feliz matrimonio
Si decides compartirlo, quizás salves un matrimonio.
Muchos de los fracasos en la vida le suceden a gente que no se da cuenta lo cerca que estaban del éxito cuando se dieron por vencidos.

sábado, 28 de noviembre de 2009

"UN ENCUENTRO PERSONAL CON DIOS"

"1 Corintios 2:9 Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman."


Dios nos tenía preparada una tremenda bendición para este maravilloso evento, nuestro 2° Retiro Espiritual, cuyo lema fué: "Un Encuentro personal con Dios"


En la finca "Villa Bosco" ubicada en el Km 6 vía a Palmira, nos dimos cita cerca de 50 personas, entre hermanos, amigos e invitados especiales, durante los días, 21 y 22 de noviembre de 2009.

Fueron dos días de maravillosas bendiciones y manifestaciones del poder de Dios, dos jóvenes fueron llenos del poder del Espíritu Santo y todos los amigos que fueron (12 en total) pasaron al altar entregando sus vidas al Señor.

Vivimos momentos inolvidables que nos quedarán en nuestra mente y en nuestro corazón, los cuales esperamos volver a experimentar muy pronto en la obra misionera de Cali. Las enseñanzas de tipo doctrinal fueron dadas por el hno Richard Parra, quien fue usado por Dios de una manera especial, con los temas: el poder del evangelio, el arrepentimiento, El bautismo en el nombre de Jesús y el bautismo del Espíritu Santo.

También disfrutamos de muchas actividades de integración y comunión, mediante actividades recreativas dirigidas, como dinámicas grupales, juegos, competencias deportivas, etc. en unas instalaciones que contaban con piscinas, cancha múltiple, baño sauna, turco, cómodas cabañas de hospedaje, restaurante, comedores, salón de conferencias, etc.

Esta semana posterior al retiro, continuamos con una serie de enseñanzas de lunes a viernes de la siguiente manera:

Lunes, miércoles y viernes, curso de Estudio Bíblico para los amigos que fueron al retiro y

Martes y jueves: Curso de discipulado para todos los hermanos. Este curso que terminamos también fue de mucha bendición para todos los asistentes. Sabemos que próximamente tendremos la bendición de bautizar a los amigos que realizaron el curso bíblico.

Rogamos sus oraciones a favor de muchas personas que integran las 8 células que trabajan semanalmente, como una actividad que ha integrado a muchos amigos y a todos los hermanos a la búsqueda de Dios y la comunión unos con otros.



EDGAR CAMACHO R.
Misionero Nacional IPUC
Cel 3112379041

En el bus camino al retiro

El hno Richard Parra, pastor de la Iglesia de San Luis 2, conferencista invitado

Momentos de manifestación del Espíritu Santo. El Señor Flavio gozándose en la presencia de Dios


Recreación e integración de los asistentes





jueves, 17 de septiembre de 2009


LAS SIETE DISPENSACIONES

Introducción

Las Siete Dispensaciones

1-Inocencia
2-Conciencia
3-Gobierno Humano
4-Promesa
5-La Ley
6-La Gracia
7-La Eternidad

Las Dispensaciones

A. EL SIGNIFICADO DE LAS DISPENSACIONES

En el estudio de las Escrituras es importante entender que la revelación escritural se divide en períodos bien definidos. Estos están claramente separados, y reconocer estas divisiones y sus propósitos divinos constituye uno de los factores más importantes en la verdadera interpretación de las Escrituras. Estas divisiones se conocen como «dispensaciones», y en períodos de tiempo sucesivos se pueden observar diferentes dispensaciones.

Una dispensación puede definirse como una etapa en la revelación progresiva de Dios y constituye una administración o regla de vida distinta. Aunque el concepto de una dispensación y de una época en la Biblia no es precisamente la misma, es obvio que cada período tiene su dispensación. Las épocas se mencionan a menudo en la Biblia (Ef. 2: 7; 3:5, 9; He. 1:2). La Biblia también hace distinción de épocas (Jn. 1:17; cf. Mt. 5:21-22; 2 Co. 3:11; He. 7:11-12).

Es probable que el reconocimiento de las dispensaciones arroje más luz sobre el mensaje total de las Escrituras que ningún otro aspecto del estudio bíblico. Muy a menudo sucede que el hecho de tener un claro entendimiento de las, dispensaciones y de los propósitos que Dios ha revelado en ellas ha llegado a ser el principio de un valioso conocimiento de las Escrituras y de un interés personal en la Biblia misma. La relación del hombre con su Creador no es la misma en todas las edades. Ha sido necesario someter al hombre caído a ciertas pruebas. Esto es en parte el propósito de Dios a través de las edades, y el resultado de las pruebas afrontadas por el hombre ha sido en cada caso una incuestionable demostración tanto de la pecaminosidad como del absoluto fracaso espiritual y moral del género humano. Y en el día final toda boca se

Cerrará, porque a través de muchos siglos de experiencia se habrá comprobado la maldad o insensatez de todos los pensamientos del corazón del hombre.

Cada dispensación comienza, por lo tanto, con el hombre divinamente establecido en una nueva posición de privilegio y responsabilidad, y termina con el fracaso humano que trae como consecuencia la manifestación del justo juicio de Dios. Si bien es cierto que existen algunos hechos, tales como el carácter santo de Dios, que permanecen invariables para siempre y que de consiguiente son los mismos en cada edad, haya la vez diferentes instrucciones y responsabilidades que se limitan en cuanto a su aplicación a determinado período.

En relación con todo esto el estudiante de la Biblia debe reconocer la diferencia entre aplicación primaria y aplicación secundaria de la Palabra de Dios. Solamente aquellas porciones de las Escrituras que son destinadas directamente para el hijo de Dios en este tiempo de gracia deben ser objeto de una aplicación primaria o personal al cristiano. Se demanda que dichas instrucciones reciban detallado cumplimiento. Cuando se trata de aplicación secundaria debe observarse que, mientras es cierto que pueden extraerse lecciones espirituales de cada porción bíblica, esto no significa que el cristiano esté en la obligación ante Dios de cumplir aquellos principios que fueron la expresión de la voluntad divina para la gente de otras dispensaciones. El hijo de Dios en el actual período de gracia no está en la misma situación de Adán o de Abraham, o de los israelitas en el tiempo de la Ley; ni es llamado tampoco a seguir aquella manera peculiar de vida que según las Escrituras se demandará de los hombres cuando el Rey haya regresado a establecer su reino terrenal.

Siendo que el hijo de Dios depende completamente de la instrucción contenida en las páginas de la Biblia para dirigir sus pasos en la vida diaria, y siendo que los principios revelados en las diferentes dispensaciones son tan diversos y a veces tan contradictorios, es de gran importancia para él reconocer las porciones bíblicas que se aplican directamente a su propio caso, si es que va a vivir de acuerdo a la voluntad divina y para la gloria de Dios. En la consideración del testimonio total de la Biblia, es casi tan importante para el creyente que desea hacer la voluntad divina conocer lo que no le concierne directamente como aquello que tiene directa referencia a él. Es obvio que, aparte del conocimiento de la verdad dispensacional, el creyente no podrá adaptarse inteligentemente al presente propósito de Dios en el mundo. Sólo ese conocimiento le salvará de caer en aquella sujeción a la ley que caracterizó a la dispensación pasada o de querer llevar a cabo en la actualidad el programa de transformación mundial perteneciente a la dispensación por venir.

Debido a la imperfección de las traducciones, algunas verdades importantes se hallan ocultas para el que lee solamente el texto corriente

De la Biblia. Por ejemplo, la palabra griega aion, que significa una «edad» o dispensación, se traduce «mundo» en unas cuarenta ocasiones. Por ejemplo, cuando se dice en Mateo 28:20 «hasta el fin del mundo», la referencia no es al fin del mundo material, lo que a su debido tiempo tomará lugar (2 P. 3:7; AP. 20:11; Is. 66:22), sino más bien al fin de esta edad. El fin del mundo no se acerca, sino el fin de la presente edad. Según las Escrituras hay en todo siete grandes dispensaciones, y es evidente que nosotros estamos viviendo cerca del fin de la sexta de ellas. La edad del reino milenial (AP. 20:4, 6) está todavía por venir.

Una dispensación se caracteriza más o menos por las nuevas responsabilidades que Dios le señala al hombre al principio de ella y por los juicios divinos con que la misma termina. Las siete dispensaciones son las siguientes: 1) Inocencia, 2) conciencia, 3) gobierno, 4) promesa, 5) ley, 6) gracia, 7) reino milenial.

Al estudiar las dispensaciones hay ciertos principios esenciales para entender esta enseñanza. El dispensacionalismo se deriva de una Interpretación normal o literal de la Biblia. Es imposible interpretar la Biblia en su sentido normal y literal sin darse cuenta de que hay diferentes eras y diferentes dispensaciones.

Un segundo principio es el de la revelación progresiva, esto es, el hecho reconocido por prácticamente todos los estudiantes de la Escritura de que la revelación es dada en etapas. Tercero, todos los expositores de la Biblia necesitarán reconocer que una revelación posterior en cierto grado sustituye a una revelación primaria con un cambio resultante en reglas de vida en las cuales pueden cambiarse o modificarse y añadirse nuevos requisitos. Por ejemplo, mientras que Dios mandó a Moisés a matar un hombre por cortar leña en un sábado (Nm. 15:32-36), ninguno aplicaría este mandamiento hoy porque vivimos en una dispensación diferente. Aunque se distinguen frecuentemente siete dispensaciones en la Escritura, tres son más importantes que las otras; ellas son: la dispensación de la ley, gobernando a Israel en el Antiguo Testamento desde el tiempo de Moisés; la dispensación de la gracia, la era presente; y la futura dispensación del reino milenial.

B. DISPENSACION DE LA INOCENCIA: ERA DE LIBERTAD

Esta dispensación comenzó con la creación del hombre (Gn. 1:26-27) y continúa hasta Génesis 3:6. En esta dispensación al hombre le fue dada la responsabilidad humana de ser fructífero, dominar la tierra, tener dominio sobre los animales, usar los vegetales para comer y cuidar del huerto del Edén (Gn. 1:28-29; 2:15). Sin embargo, fue dada una prohibición; se instruyó al hombre para que no comiese del árbol del conocimiento del bien y del mal (Gn. 2:17). Aunque al hombre se le concedió un estado

Bendito, un cuerpo, mente y naturaleza perfectos, y todo lo necesario para disfrutar de la vida, Eva sucumbió ante la tentación y comió el fruto prohibido y Adán se unió a ella en su acto de desobediencia (Gn. 3:1-6). Como resultado vino el juicio divino, la muerte espiritual, el conocimiento del pecado, el miedo hacia Dios y la pérdida del compañerismo.

Aun en estas circunstancias Dios introdujo el principio de la gracia con una promesa del Redentor (Gn. 3: 15) y proveyó túnicas de pieles, típica provisión de la redención (Gn. 3:21). Ellos fueron expulsados fuera del huerto, pero se les permitió vivir sus vidas naturalmente (Gn. 3:23-24) y con el juicio de Dios sobre ellos comenzó una nueva dispensación. En la dispensación de la inocencia Dios reveló la falla del hombre, le dio la promesa de un Redentor que vendría, reveló su soberanía en juzgar a sus criaturas e introdujo el principio de gracia.

C. DISPENSACION DE LA CONCIENCIA: ERA DE LA DETERMINACION HUMANA

Esta dispensación, que comienza en Génesis 3:7 y se extiende hasta Génesis 8: 19, trajo nuevas responsabilidades sobre el hombre, establecidas en el así llamado pacto con Adán y Eva. Se emitió una maldición sobre Satanás (Gn. 3:14-15), pero también cayó una maldición sobre Adán y Eva (Gn. 3: ) 16-19). Aunque no se revela un código detallado de moral dado al hombre en este tiempo, se le exigió que viviera de acuerdo a su conciencia y guardando el conocimiento de Dios a medida que le fuera dado. Sin embargo, bajo la conciencia, el hombre continuó fallando tanto como lo había hecho siempre.

La conciencia podía convencer, pero no traería victoria (Jn. 8:9; Ro. 2:15; 1 Co. 8:7; 1 Ti. 4:2). Los hijos de Adán tenían su naturaleza pecaminosa manifestada en el hecho de rehusarse a traer un sacrificio de sangre (Gn. 4:7) y el asesinato de Abel por Caín (Gn. 4:8). La civilización resultante de Caín fue pecadora (Gn. 4:16-24), y la muerte física se convirtió en algo común (Gn. 5:5-31). La maldad del corazón humano alcanzó a tal estado que otra vez el juicio fue necesario (Gn. 6:5, 11-13). El juicio se manifestó sobre Caín (Gn. 4:10-15), y en la Humanidad en general en la muerte (Gn. 5). Finalmente Dios tuvo que traer el diluvio universal sobre la tierra (Gn. 7: 21-24). Sin embargo, en este período también fue manifestada la gracia divina, puesto que algunos fueron salvos, como Enoc (Gn. 5:24), y la familia de Noé fue salva por el Arca (Gn. 6: 8-10; He. 11:7). La dispensación terminó con el diluvio en el cual solamente la familia de Noé fue salvada.

El propósito de Dios en esta dispensación fue el de demostrar nuevamente la caída del hombre bajo la nueva situación en la cual éste se desempeñaba bajo su conciencia. Sin embargo, en este período Dios

Preservó la línea del futuro Redentor, demostrando su soberanía en juzgar al mundo por medio del diluvio y manifestando su gracia a Noé y su familia.

D. DISPENSACION DEL GOBIERNO HUMANO: PACTO CON NOE

Esta dispensación cubre el período desde Génesis 8:20 a 11:9. A Noé Dios le dio un pacto incondicional (Gn. 8:20-9:17), en el cual El prometió que no habría más destrucción por diluvio (Gn. 8:21; 9:11). Dios prometió que las estaciones en el curso de la naturaleza no cambiarían (Gn. 8:22) y le dio nuevamente al hombre el mandamiento de multiplicarse (Gn. 9:1) y de continuar su dominio sobre los animales (Gn. 9: 2); el comer carne era permitido ahora, aunque la sangre estaba prohibida (Gn. 9:4). Lo más importante fue el establecimiento de la esencia del gobierno, en el cual se le dio al hombre el derecho de matar a los asesinos (Gn. 9:5-6).

En este pacto, así como en los otros, hay fracaso humano, como lo indica la embriaguez de Noé (Gn. 9:1) y la irreverencia de Cam (Gn. 9: 22). Es un período de deterioro moral y religioso (Gn. 11:1-4). El gobierno humano, como la conciencia, fracasaron en reprimir el pecado del hombre, y el resultado fue la torre de Babel (Gn. 11:4). El juicio de Dios fue confundir su lengua (Gn. 11:5-7), y la civilización humana fue dispersada (Gn. 11:8-9).

En este período, sin embargo, la gracia fue evidente en cómo el remanente de Dios fue preservado y en la selección de Abraham (Gn. 11:10 - 12:3). También fue preservada la simiente de la mujer y Dios fue manifestado en forma soberana. La dispensación finalizó con el juicio de la Torre de Babel y los preparativos para la próxima dispensación. Es importante notar que ambos -la conciencia y el gobierno humano- continúan en dispensaciones posteriores.

Sólo Abraham y su simiente entran bajo la dispensación de la promesa. En general, la dispensación del gobierno humano reveló el fracaso del hombre bajo esta nueva regla de vida, el juicio selectivo de Dios, y se continuó manifestando la gracia divina.

E. DISPENSACION DE LA PROMESA: PACTO CON ABRAHAM

Este pacto, que comienza en Génesis 11: 10, se extiende hasta Éxodo 19:2. En él la responsabilidad humana fue dada en la forma de confiar en las promesas de Dios reveladas a Abraham. El contenido de su revelación divina incluía la promesa a Abraham (Gn. 12:1-2; 13:16; 15:5; 17:6); la promesa a Israel, la simiente de Abraham, de la que saldría una gran nación y el canal para el cumplimiento de la promesa de Dios (Gn. 12:2-3; 13:16; 15:5,18-21; 17:7-8; 28:13-14; Jos. 1:2-4); y una promesa de bendición a toda la tierra a través de Abraham (Gn. 12:3), El principio fue

También establecido de manera que Dios bendijera a aquellos que ben- dijeran a Abraham y maldijera a aquellos que maldijeran la simiente de Abraham. El pacto abrahámico es uno de los pactos importantes de la Biblia e incluye la provisión de que Israel sería una nación para siempre, tendría el título de su tierra para siempre, sería bendecida en cosas espirituales, estaría bajo la protección divina y tendría el signo especial de la circuncisión (Gn. 17:13-14). El pacto era a la vez de gracia en principios e incondicional, por cuanto no dependía de la fidelidad humana, sino en la fidelidad de Dios. Solamente cumplidas parcialmente en el tiempo en que vivió Abraham, las bendiciones y promesas del pacto abrahámico continúan en su cumplimiento hacia el fin de la historia humana. Algunas de las bendiciones inmediatas del pacto para alguna generación particular estaban condicionadas a la obediencia, pero el pacto en sí era declarado como un pacto eterno (Gn. 17:7, 13, 19 1 Cr. 16: 16-17; Sal. 105: 10). El pacto con Abraham fue dirigido primeramente a Abraham y sus descendientes hasta donde estaba comprometida la responsabilidad dispensacional. El mundo como un todo continuaba bajo el gobierno humano y la conciencia como su responsabilidad primaria.

Bajo el pacto abrahámico, sin embargo, había un constante patrón de fracaso, el cual fue manifestado en la demora de ir a la Tierra Prometida (Gn. 11:31); en Abraham al ser el padre de Ismael (Gn. 16:1-16); y en descender a Egipto (Gn. 12:10 - 13:1). Es evidente, sin embargo, que Abraham creció en fe y en gracia y finalmente tenía la voluntad de sacrificar aun a su hijo Isaac en obediencia a Dios (Gn. 22). Siguiendo a Abraham, Isaac fracasó viviendo tan cerca de Egipto como era posible sin violar el mandamiento de Dios. (Gn. 26:6-16). De la misma manera, Jacob falló en no creer en la promesa hecha a su madre cuando él nació (Gn. 25:23; J 28:13-15, 20); él fue culpable de mentira, engaño y de regatear (Gn. 27:1-29), y eventualmente se movió fuera de la tierra hacia Egipto para evitar el hambre (Gn. 46:1-4).

En Egipto, Israel también le falló a Dios en sus quejas y falta de fe (Ex. 2:23; 4:1-.10; 5:21; 14:10-12; 15:24), en su deseo de volver a Egipto (Ex. 14:11-12) y en su constante murmuración (Ex. 15:24; 16:2; Nm. 14:2; 16:11, 41; Jos. 9:18). Su fracaso es evidente tanto en el momento en que fue dada la ley como posteriormente en su falla en cuanto a confiar en las promesas de Dios en Cades Barnea (Nm. 14). El fracaso bajo el período cuando la promesa abrahámica era especialmente su responsabilidad resultó en la pérdida temporal de la tierra, su esclavitud en Egipto, y en su viaje errante por el desierto antes de entrar en la tierra. Su fracaso estableció la etapa para la promulgación de la ley mosaica. En la dispensación de la promesa había mucha gracia divina ilustrada en el constante cuidado de Dios por su pueblo, su liberación de Egipto y la institución de la fiesta de la Pascua. La dispensación de la promesa termina en el momento en que fue dada la ley (Ex. 19), pero finaliza sólo en el sentido de ser el principio o prueba principal de responsabilidad.

La dispensación de la promesa continúa hacia el fin de la historia, y muchas de sus promesas están aún en vigencia como un objeto de fe y esperanza. Las promesas hechas a Abraham son la base para las dispensaciones posteriores de la gracia y del reino. Hasta cierto punto las promesas nunca acaban y son cumplidas en un estado eterno. La dispensación de la promesa estableció claramente el principio de la soberanía divina, proveyó un canal de revelación divina especial para la nación de Israel, continuó la provisión de la redención y bendición divinas, reveló la gracia de Dios y prometió un testimonio para el mundo. Como las otras dispensaciones, sin embargo terminó en fracaso en lo que se refiere a la conformidad con la voluntad de Dios y preparó el terreno para la introducción de la ley como un ayo para traer a los creyentes a Cristo (Gá. 3:24).

F. LA DISPENSACION DE LA LEY

La dispensación de la ley comienza en Éxodo 19:3 y se extiende a través de todo el período hasta el día de Pentecostés en Hechos 2, aunque la ley finalizó en un sentido en la cruz. Ciertas porciones como el evangelio de Juan y algunos pasajes selectos en los otros evangelios anticiparon, sin embargo, la era presente de la gracia.

La ley mosaica fue dirigida solamente a Israel, y los gentiles no eran juzgados por sus normas. La ley contenía un detallado sistema de obras, incluidas tres principales divisiones: los mandamientos (la voluntad expresada de Dios, Ex. 20: 1-26); los juicios (la vida social y civil de Israel, Ex. 21: 1 - 24: 11); y las ordenanzas (la vida religiosa de Israel, Ex. 24: 12 - 31: 18). El sistema de sacrificios y del sacerdocio que fue incluido era tanto legal como de gracia. El gobierno en esta dispensación era una teocracia, un gobierno por medio de Dios a través de sus profetas, sacerdotes y (más tarde) reyes. El pacto mosaico fue también de carácter temporal, en vigencia sólo hasta que Cristo viniese (Gá. 3:24-25). La naturaleza de la dispensación era condicional, esto es, la bendición estaba condicionada a la obediencia.

Por primera vez en la historia la Escritura reveló un completo y detallado sistema religioso bajo la ley, proveyó el terreno para la limpieza y el perdón, la adoración, y oración, y ofreció una esperanza futura.

Bajo la ley hubo constante fracaso. Esto es evidente especialmente en el período de los jueces, pero siguió hasta después de la muerte de Salomón y la división del reino de Israel en dos reinos. Hubo períodos cuando la ley fue completamente olvidada e ignorada y la idolatría reinaba en forma suprema. El Nuevo Testamento continúa el registro de fracasos, que culmina en el rechazo y crucifixión de Cristo, quien en su vida guardó la ley en forma perfecta.

Fueron infringidos muchos juicios durante la dispensación de la ley como se describe en Deuteronomio 28:1 - 30:20. Los mayores juicios fueron el cautiverio bajo Asiría y Babilonia, de los cuales retornaron en el tiempo debido. Los juicios de Israel también vinieron después del término de la dispensación e incluyeron la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C. y la dispersión mundial de Israel. La gran tribulación, otro tiempo de angustia para Jacob, está todavía por delante (Jer. 30:1-11; Dn. 12:1; Mt. 24:22).

Bajo la ley, sin embargo, también era administrada la gracia divina en aquel sistema de sacrificios que fue provisto como una vía de restauración para el pecaminoso Israel, y el Dios paciente se manifiesta en la provisión de profetas, jueces y reyes y en la preservación de la nación. En repetidas ocasiones el arrepentimiento de Israel fue aceptado por Dios, y a través de este período fue escrito el Antiguo Testamento. La bendición coronadora fue la venida de Cristo como el Mesías de Israel, a quien la nación entera rechazó.

En un sentido la dispensación de la ley terminó en la cruz (Ro. 10:4; 2 Co. 3:11-14; Gá. 3:19, 25). Pero en otro sentido no concluyó hasta el día de Pentecostés, cuando comenzó la dispensación de la gracia. Aunque la ley finalizó como una regla específica de vida, continúa siendo una revelación de la justicia de Dios y puede ser estudiada con provecho por los cristianos para determinar el carácter santo de Dios. Los principios morales que resaltan la ley continúan, puesto que Dios no cambia; pero los creyentes hoy día no están obligados a guardar los detalles de la ley, dado que la dispensación ha cambiado y la regla de vida dada a Israel no es la regla de vida para la iglesia. A pesar de ello, pueden hacerse varias aplicaciones de la ley, aunque una interpretación estricta sólo relaciona a la ley mosaica con Israel.

El propósito de la leyera proveer una regla justa de vida y traer el pecado a condenación. La experiencia de Israel bajo la ley demostró que la ley moral, cívica y religiosa no puede salvar o santificar. La ley nunca fue propuesta para proveer la salvación para el hombre, ya sea mientras estaba en vigencia o después, y por medio de su naturaleza era débil, por cuanto no podía justificar (Ro. 3:20; Gá. 2:16); no podía santificar o perfeccionar (He. 7: 18-19); estaba limitada en su vigencia y duración (Gá. 3:19); no podía regenerar (Gá. 3:21-22), y sólo podía hacer manifiesto el pecado (Ro. 7: 5-9; 8:3; 1 Co. 15:56). La ley hizo posible que Dios demostrara que todos eran culpables y que toda boca calló (Ro. 3:19), e hizo evidente la necesidad de Cristo (Ro. 7:7-25; Gá.3:21-27).

G. DISPENSACION DE LA GRACIA

La dispensación de la gracia comienza justamente en Hechos 2 y continúa a través del Nuevo Testamento, culminando con el arrebatamiento de la Iglesia. Algunas enseñanzas concernientes a la dispensación de la gracia fueron introducidas antes, como en Juan 13-17. Las Escrituras que se relacionan con esta dispensación se extienden desde Hechos 1 hasta Apocalipsis 3.

La dispensación de la gracia fue dirigida solamente a la iglesia, puesto que el mundo como un todo continúa bajo la conciencia y el gobierno humanos. En ella, la salvación se revela que es por la fe únicamente, lo cual fue siempre verdad, pero ahora se hace más evidente (Ro. 1:16; 3:22-28; 4:16; 5:15-19). Las altas normas de gracia elevan a esta dispensación por sobre todas las reglas de vida previas (Jn. 13:34-35; Ro. 12:1-2; Fil. 2:5; Col. 1:10-14; 3:1; 1 Ts. 5:23).

Sin embargo, bajo la gracia el fracaso fue también evidente, puesto que la gracia no produjo ni la aceptación universal de Cristo ni una iglesia triunfante. De hecho, la Escritura predijo que habría apostasía dentro de la iglesia profesante (1 Ti. 4:1-3; 2 Ti. 3:1-13; 2 P. 2-3; Jud.). Aunque Dios está cumpliendo sus propósitos en llamar a gentes para su nombre de entre los judíos y gentiles, la porción profesan te pero no salva de la iglesia dejada atrás en el arrebatamiento será juzgada en el período entre el arrebatamiento y la venida de Cristo para establecer su reino (Mt. 24:1-26; AP. 6-19). La iglesia verdadera será juzgada en el cielo en el tribunal de Cristo (2 Co. 5:10-11).

En esta edad presente la gracia divina es especialmente evidente en la venida de Cristo (Jn. 1:17), en la salvación del creyente y en nuestra posición ante Dios (Ro. 3:24; 5:1-2, 15-21; Gá. 1:1 - 2:21; Ef. 2:4-10), y en la naturaleza de la gracia como una regla de vida (Gá. 3:1 - 5:26).

La dispensación de la gracia termina con el arrebatamiento de la iglesia, el cual será seguido por el juicio de la iglesia profesante (AP. 17:16). La era de la gracia es una dispensación, diferente en lo que concierne a abarcar a creyentes judíos y gentiles. Por contraste, la ley de Israel era solamente para Israel, el gobierno humano era para el mundo entero, y la conciencia se extiende a toda la gente.

En la presente dispensación la ley mosaica está completamente cancelada en cuanto a su aplicación inmediata, pero continúa para testificar de la santidad de Dios y provee muchas lecciones espirituales para ser aplicadas. Aunque todas las dispensaciones contienen un elemento de gracia, la dispensación de la gracia es la suprema manifestación de ambas cosas, la totalidad de la salvación recibida y en cuanto a una regla. de vida.

H. DISPENSACION DEL REINO

La dispensación del reino comienza con la segunda venida de Cristo (Mt. 24; AP. 19) y es precedida por un período de tiempo en el cual se incluye la tribulación, el cual hasta cierto grado es un período transitorio. Las Escrituras que se aplican a ello son todos los pasajes del reino futuro, ya. Sea en el Antiguo o Nuevo Testamento (siendo las principales Sal. 72; Is. 2:1-5; 9:6-7,11; Jer. 33:14-17; Dn. 2:44-45; 7:9-14, 18, 27; Os. 3:4-5;' Zac. 14:9; LC. 1:31-33; AP. 19-20).

En el reino, la responsabilidad humana será obedecer al rey, quien regirá con vara de hierro (Is. 11:3-5; AP. 19:15). El reino será teocrático, esto es, una reglamentación de parte de Dios, y habrá un sistema renovado de sacrificios y sacerdocio (Is. 66:21-23; Ez. 40-48). Un rasgo excepcional de este período es que Satanás será atado y los demonios permanecerán inactivos (AP. 20:1-3, 7). El reino, sin embargo, también será un período de fracaso (Is. 65:20; Zac. 14:16-19), y habrá rebelión al final del mismo (AP. 20:7-9).

El juicio divino que sigue incluye la destrucción de los rebeldes por medio del fuego (AP. 20:9) y la destrucción de la antigua tierra y cielo por fuego (2 P. 3: 7, 10-12).

En el reino milenial la gracia divina también se revela en el cumplimiento del nuevo pacto (Jer. 31:31-34), en cuanto a salvación (Is. 12), en prosperidad física y temporal (Is. 35), en abundancia de revelación (J er. 31: 33-34), en perdón de pecado (Jer. 31:34) y en la recolección de Israel (Is. 11:11-12; Jer. 30:1-11; Ez. 39:25-29). El reino milenial termina con la destrucción de la tierra y cielo por fuego y es seguido por el estado eterno (AP. 21-22).

La dispensación del reino difiere de todas las dispensaciones anteriores en que es la forma final de la prueba moral. Las ventajas de la dispensación incluyen un gobierno perfecto, la presencia inmediata y gloriosa de Cristo, el conocimiento universal de Dios y el término de los tiempos de salvación, y Satanás que permanece inactivo. En muchos puntos la dispensación del reino es suprema y trae a su consumación los tratos de Dios con el hombre. En las dispensaciones Dios ha demostrado cada significado posible de los tratos con el hombre. En cada dispensación el hombre fracasa y la gracia de Dios es suficiente.

En las dispensaciones se cumple el propósito de Dios de manifestar su gloria, en el mundo natural y en la historia humana. A través de la eternidad nadie podrá levantar la pregunta de si Dios podría haber dado al hombre otra oportunidad para alcanzar la salvación o la santidad por medio de su propia habilidad. Un conocimiento de las dispensaciones es, de acuerdo a ello, la clave para el entendimiento del propósito de Dios en la historia y el despliegue de la Escritura, la cual registra los tratos de Dios con el hombre y su revelación divina concerniente a sí mismo.


(Tomado de http://www.ipucdistrito25.org)



miércoles, 16 de septiembre de 2009

CRISTO COMO INVITADO A MORAR


Lucas 24:29

(Por Edgar Camacho R)


"Luc 24:29 Mas ellos le obligaron a quedarse, diciendo: Quédate con nosotros, porque se hace tarde, y el día ya ha declinado. Entró, pues, a quedarse con ellos."



INTRODUCCIÓN

Una cosa es recibir una visita de alguien, y otra cosa es recibir un residente nuevo en casa. Algunos quieren al Señor Jesús solo de visita, pero no quieren que él more permanentemente, No quieren que se quede.

El quiere, morar, habitar en nuestro corazón para así poder hacer un cambio radical en nuestra vida.

Apo 3:20 "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo."


DESARROLLO

Muchos quieren que les hablen de Cristo, que oren por ellos, que Dios les sane y les ayude en su problema, pero no lo quieren por mucho tiempo, no quieren compromisos, no quieren que él les cambie nada, le piden todo a él, pero cuando él pide, entonces se alejan, no les gusta que él comience a tomar las riendas de sus vidas.



"Efe 3:17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor,

Efe 3:18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura,

Efe 3:19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios."



"Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones": El pide entrada al corazón el cual es el cuarto de mando. El quiere reinar en nuestra vida.



"A fin de que, arraigados y cimentados en amor,": El quiere poner en nosotros un fundamento firme "Dios es amor". El fundamento es Él, él desea que comencemos una vida cristiana con verdaderas raíces profundas que den firmeza al creyente.

El es quien nos ayuda, nos cambia, nos da su provisión: "entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo." Quiere brindarle comida espiritual verdadera a quien le abre las puertas de su corazón y de su casa.



También puedes regocijarte con él cuando le creas y lo invites a tu casa: "Hch 16:34 Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios." El Señor salvó a este carcelero y él le abrió no solo las puertas de su corazón sino también las de su hogar y se bautizó junto con toda su familia.



"Luc 19:5 Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa."

El Señor hoy quiere posar en tu casa. Has lo mismo que Zaqueo. El se dio prisa y le recibió gozoso. El resultado de esta acción es maravilloso, Zaqueo ya no fue el mismo, cambió su avaricia por generosidad, pues dijo que la mitad de sus bienes regalaba a los pobres y reconoció públicamente que había robado a muchos, estaba dispuesto a pagarles cuatro veces. Fue transformado su apego al dinero lo dejó una vez que Jesucristo le trajo más gozo que el dinero.

Hubo una declaración contundente de la obra que Dios hace, Jesús dijo: " Hoy ha venido la salvación a esta casa".



Jesucristo quiere salvarte, ábrele tu corazón, déjalo morar en él y él te cambiará. Te llenará de gozo y te salvará.

Abre las puertas de tu hogar y tendrás una familia llena del amor de Dios.



lunes, 14 de septiembre de 2009

ORACION DE UN NUEVO EMPLEADO

(Por Edgar Camacho R)



Gracias Señor por el trabajo que me diste. Me has provisto del sustento que necesitaba. Te lo pedí mediante muchas oraciones y ruegos. Hice muchos ayunos, alboradas y vigilias. Siempre me dijiste: "Espera en mí, yo te sustentaré". Y eso hice, por eso cada mensaje que me dirigiste en cada culto era para mí un alimento a mi alma, mi fe siempre estuvo robustecida mientras oía tu Palabra. Ese alimento constante y diario de tu Palabra me alcanzaba hasta para compartir a otros, por eso te servía y era tu siervo fiel, compartiendo a otros de tu mensaje salvador y redentor, a muchos llevaba consuelo y ánimo y recibían de mi boca palabra fresca, porque todos los días yo podía ir a tu santo templo a llenarme de tu sabiduría y de tu Santo Espíritu.

Claro que estoy agradecido, mediante este nuevo trabajo he podido obtener un lugar de respeto y dignidad ante mi familia, aunque lo he perdido ante la iglesia, ante mis hermanos en la fe quienes siempre me ayudaron, con sus oraciones, con sus consejos, su amistad, su compañía y hasta materialmente también.

Ahora puedo tener tranquilidad económica, aunque en mi alma se desató una terrible tempestad. Mi alma te aclama. "Un poquito de Dios, por favor", un segundo en tu templo es mejor que muchos meses de actividad laboral. Ahora podré obtener libertad financiera, pues podré pagar todas mis deudas y comprar todo lo que necesito, y ya no tendré la pesadilla de mis acreedores a diario sobre mí. Aunque esos acreedores fueron quienes con su persecución y amenazas me llevaron a tus pies, Oh Dios, en una búsqueda desesperada por librarme de ellos, aunque ahora que ya estoy libre de ellos, caí en las cadenas pesadas de la soledad, pues ahora no me queda tiempo para buscarte y me he quedado solo sin las acostumbradas caricias de tu Espíritu, sin tu maravillosa Palabra que me llenaba el alma. Esta es una pesadilla peor.

Ahora me persigue mi conciencia, pues con quien estoy en deuda es contigo, ni de día ni de noche puedo acallar tu voz quien me cobra incesantemente que te retribuya con un poco de tiempo para estar en tu altar, como antes cuando no tenía este empleo. Tu voz me hace recordar que fuiste tú quien me supliste este sustento material, que ahora me impide servirte, me impide hacer lo que más me gusta sobre la tierra: trabajar para ti.

Esta bendición que me diste, pues sé que proviene de ti, en vez de convertirse en un instrumento para tu gloria y tu honra, pues ahora me has dado más recursos económicos para ofrendar, diezmar, pagar mis votos, la he convertido en una maldición, pues ahora menos me alcanza lo que recibo de salario.

Antes cuando no tenía el trabajo, vivía tranquilo, pues ni un centavo pervertía o desviaba y creía en la bendición de Dios y con ella vivía enriquecido.

En conclusión, Señor Jesús, gracias por lo que me has dado, aunque ello lo he convertido en una excusa para olvidarme de ti. No me culpes pues fuiste tú quien me lo diste. Amén.


________________________________________________





Cordialmente,




Ing. EDGAR CAMACHO R.
Misionero IPUC - Cali
Tel. (2) 6814183
Ce. 311 237 9041
E-mail: ipucversalles@hotmail.com
Web: www.obramisioneracalicolombia.es.tl
http://reflexionesdeunmisionero.blogspot.com/

lunes, 31 de agosto de 2009

EL ALMA DE UN MISIONERO
(Por Balbino Vásquez)

Estaba perdida y él la encontró. La tomó y le marcó un proposito: Serás misionera. Luego le envió a buscar otra alma perdida y tras mucho caminar, ella la encontró. Al maestro la llevó. Y el circulo de nuevo comenzó. Con un alma para un alma. Hasta un alma.

De entre las miles de los hijos de los hombres: Allí están. Son las almas mensajeras. las Misioneras.No son tan distintas a las de los demás. Ayer estaban perdidas. Hoy -por ello- sirven agradecidas. Pagan la deuda. Las salvaron. Ahora hay que salvar a otros.

Y es que el alma de un misionero no puede procurar ser tan diferente a las Almas de los perdidos. Pues aunque la suya esté blanqueada no puede olvidar el Modelo que le marcó la pauta. Que se hizo carne para alcanzar a los de carne. Algunos de sus imitadores decidieron: Nos haremos Esclavos para ganar esclavos. Esa es la ubicación del alma misionera. No tan arriba,no tan abajo. No tan espiritual que los terrenales no puedan semejarsen a ella. Ni tan terrenal que los espirituales no puedan verla como su guía a la dimensión celestial.

En cuanto a su Visión. El alma Misionera no ve como otras ven. Mejor aún: No ve. El profeta anunció del salvador de almas. ¿Quién es ciego como mi siervo..? Quién más ciego que El. Cuando su acompañante gritaba: Mira su lepra!No lo toques!Inmundo es! Mira..Mira! El... no miraba. Y sin interrumpir su paso: Lo tocaba. Y el leproso sanaba. Gracias al que no miraba. Tal es la visión del alma de un misionero. No ve rostros. No ve colores. No ve rasgos. No ve sino almas. Solo ve la escencia. Solo ve el corazón.Y eso solo es posible con los ojos de la fe.

El alma de un misionero no conoce fronteras. Además de su conciencia peregrina,cuenta con la brújula de la escritura recibida y que debe guardar no pierda su rumbo. Su paciencia le permitirá cruzar los puentes colgantes de una jungla llamada Ignorancia y enmarcada en sus orillas al rio de confusión. El alma misionera no conoce fronteras.

Contempla a prisa el paisaje porque no se puede quedar. Busca almas.A veces las halla enredadas cual ovejillas entre las espinas. Así que tambien deberán herirsen sus manos mientras la libera.El alma misionera no conoce fronteras.
En ocaciones, al caer la tarde y tras sembrar llora en su soledad. No llora por tener que sembrar sino porque al regresar su mirada sobre el terreno surcado, descubre que la tormenta arrancó lo sembrado del día. Y hay que volver a comenzar.El alma misionera no conoce fronteras.

No conoce mucho de todo, pero todos le conocen. A veces con nostalgia recuerda el lugar acogedor de donde vino, pero lo olvida por un momento, al estar anunciando con máyor vehemencia para donde va. E invita insistente cual portero mientras mira el reloj: -Venid, venid!Oh Almas venid!

Grita. Sonríe. Susurra. Escucha. Es la boca de Dios para una nación. Pero tambien es la boca del pueblo que apela rogando misericordia para ellos. Y eso es, lo que conmueve al Todopoderoso a quién le derrite su oración. Su gemido. Su intercesión. Por lo que tras oirle, de pie, sobre su trono ordena a las huestes de maldad -¡Abran paso! ¡Dejenla avanzar!Porque ella mi embajadora es. Me representa. Ella habla por mi. Es mi Socia. Ella les dice a los hombres que yo salvo,y yo los salvo! Les da esperanza diciendo:- El sana. Y yo sano. Ella siente lo que yo siento. Y hace lo que yo haría. Y luego sonreiría.

Ella es. Ella es...El alma de un Misionero.

Con aprecio y de corazón, desde Honduras, BALBINO VASQUEZ-Misionero